Skip to main content

4 formas de lidiar con el agotamiento del aprendizaje del inglés

A pesar de lo emocionante que puede ser el aprendizaje del inglés, no se puede negar que el proceso de adquirir y dominar una lengua nueva y extranjera también puede ser increíblemente estresante.

Después de todo, aprender un idioma extranjero significa:

  • Encontrar tiempo en tu apretada agenda para aprender todos los días.
  • Adquirir (potencialmente) miles de nuevas palabras, estructuras gramaticales y conceptos culturales.
  • Cometer muchos errores, a menudo frente a completos extraños.
  • Olvidando años de hábitos arraigados en ti por tu lengua y cultura nativas.
  • Continuamente desafiándose a sí mismo a realizar la “habilidad” del lenguaje lo mejor que se pueda.

Los factores estresantes mencionados anteriormente pueden parecer espeluznantes o intimidantes, pero en realidad son simplemente parte integrante de un proceso de transformación que tiene muchas más ventajas que desventajas.

Lea también: Consejos para aprender los “tenses” en inglés

Los siguientes son cinco consejos para ayudarte a evitar el agotamiento en el aprendizaje de idiomas y continuar con éxito a lo largo de tu viaje.

1. Solo sigue aprendiendo

Cuando estamos estresados por el aprendizaje, el primer pensamiento de la mayoría de la gente es tomar un pequeño descanso. Esta es una respuesta natural, pero que podría poner en peligro tus objetivos de aprendizaje de idiomas a largo plazo si no tiene cuidado.

En vista del agotamiento, lo más importante a tener en cuenta es seguir aprendiendo. Cambia cualquier cosa y todo lo que desees sobre la forma en que aprendes: qué aprendes, cuánto aprendes, cuándo aprendes, dónde aprendes, por qué aprendes y más, pero asegúrate de que el aprendizaje de idiomas sigue siendo una parte regular de su vida.

2. Varía tus actividades de aprendizaje de idiomas

Una vez que decides aprender un idioma, el lenguaje no aparece mágicamente en tu cabeza. Un idioma es un conjunto de habilidades, por lo que para aprender uno, debes participar en cualquier cantidad de actividades que te ayudarán a desarrollar esas habilidades.

Además de tus clases, práctica con tus compañeros o amigos, escucha y ve películas y canciones en inglés, utiliza apps para aprender más y sobretodo, acude a las clases extraescolares que ofrece la escuela.

3. Encuentra algo que disfrutes

Image result for viendo netflix

A veces, la causa de la abrumación no es qué actividad haces para aprender, sino que estás intentando aprender demasiado activamente.

La mejor manera de reducir la velocidad sin reducir realmente tu contacto con el idioma es encontrar una actividad pasiva relacionada con el lenguaje que disfrutes, y hacer eso cuando no estés haciendo las cosas más desafiantes.

Al realizar estas actividades pasivas, no te preocupes por tratar de aprender de cada pequeño detalle. Estas no son tus actividades básicas de aprendizaje, así que intenta simplemente disfrutarlas y vé lo que puedes entender.

4. Tome un descanso (bien planeado)

Image result for break time

Si a pesar de probar todas las opciones anteriores, aún sientes la necesidad de tomar un descanso y pausar temporalmente tu progreso de aprendizaje, puedes hacerlo.

Sin embargo, para evitar caer en la trampa común de prolongar e indefinidamente la extensión de tu aprendizaje de inglés, tendrás que hacer una planificación muy estratégica.

En primer lugar, tendrás que definir la ruptura en detalle. ¿Cuanto durará? ¿Cesas todas las actividades de aprendizaje de idiomas durante este receso o solo algunas?

Pero, toma en cuenta que es importante no prolongarlo por demasiado tiempo, pues la falta de interés puede llegar muy rápido.

 

¿Quieres aprender inglés en línea? ¡Entonces accede ahora a SEDA College Online!

Compartir:

Responder